3.4.17

Märta Tikkanen. A mí me fue fácil...

A mí me fue fácil
al principio
bastaba con amar
Era bien fácil
amar
cuando una siempre había estado rodeada
de amor
y cuando había aprendido muy temprano
que el amor era lo más grande
y lo más alegre
y lo mejor que había

Mientras hubo amor
todo fue bien
Pero luego se convirtió en odio
y el odio estaba prohibido
cuando yo era pequeña

Cómo proceder
con un odio
que no puede existir?

No se dicen palabras feas
No se blasfema
No se pega
No se grita
No se dan portazos, desde luego
No se deja traslucir nada en la cara
No se tira nunca ninguna cosa
naturalmente

Hay que tratar de ser verdaderamente amable
cuando se odia

Hay que tragarse el odio
comérselo
no manifestarlo
ni admitir nunca su existencia

A mí no me fue fácil
odiar
pero lo fatal fue
no hacerlo




De "La historia de amor del siglo"
     

1 comentario:

Miriam Tessore dijo...

Este maravilloso libro (doloroso, de los profundamente dolorosos) lo he leído fragmentado en la web, está descatalogado desde hace años y es una joya.

Gracias por recordármelo